Infobae reveló una investigación sobre un contrabando millonario a Venezuela desbaratado por la Aduana. Un cargamento de medicamentos con la leyenda “GOBIERNO DE SANTA FE – DISTRIBUCIÓN GRATUITA” fue detectado cuando estaba a punto de salir del país. El destino era el MINISTERIO DEL PODER POPULAR PARA LA SALUD DE LA REPÚBLICA BOLIVARIANA DE VENEZUELA.

Según supo este medio, detrás de los laboratorios que intentaban enviar la mercadería está Juan José Levy, un empresario que viene haciendo negocios con Venezuela desde hace varios años gracias a vínculos que tendría con el ex ministro de Planificación Julio De Vido.

La magnitud de las maniobras es tal que frente a las sospechas de operaciones fraudulentas, PDVSA -la compañía encargada de realizar los pagos- comenzó una investigación sobre los fondos aplicados al fideicomiso con Argentina.

Es así que como parte de la pesquisa iniciada por la empresa petrolera venezolana, se requirió información sobre los movimientos de Levy a Nación Fideicomiso S.A.

Un empresario cercano a De Vido está cada vez más complicado en una investigación
Un empresario cercano a De Vido está cada vez más complicado en una investigación

La respuesta llegó hace un par de días. En el escrito, el fiduciario argentino manifestó que los últimos hechos acaecidos -entre los que está el embarque de medicamentos al país caribeño con la leyenda del gobierno de Santa Fe- “devienen en una exposición pública no deseada por este respecto de los asuntos que le son encomendados en el ejercicio de sus funciones”. Y se mencionan allí cinco causas judiciales en las que está involucrado Levy. Tres tramitan en el fuero comercial y dos en el penal económico. Estas últimas son los casos 248/2015 y 321/2016, que están bajo la órbita del Juzgado Penal Económico N°6, e investigan al laboratorio Esme, propiedad de Levy.  El segundo expediente es el que se inició por el embarque a Venezuela detectado por la Aduana.

A raíz del escándalo, Nación Fideicomiso S.A. solicitó una reunión urgente con directivos de PDVSA, la compañía que pagó todos los negocios del ejecutivo involucrado.

Pero la actividad de este empresario no queda ahí. A través de un conglomerado de sociedades con las que estaría vinculado, sus cuentas fueron beneficiadas por un convenio con la Anses para la provisión de computadoras del programa Conectar Igualdad. Representó un negocio de casi $4.000 millones.

Recientemente Levy -a través de las sociedades Novatech, PC Arts Argentina y Grupo Núcleo-se presentó a una licitación de la Anses en otra operación que le podría reportar $700 millones por la venta de netbooks.

Levy habría aprovechado su cercanía con Julio De Vido para realizar negocios millonarios que están siendo investigados en Panamá por presunto lavado de dinero. Son numerosas las sociedades offshore en las que se entrecruzan su nombre y el de su esposa, una maniobra habitual para quienes quieren que se pierda el rastro de dineros de origen sospechoso.

Varias de las fundaciones con las que está relacionado Levy están mencionadas en la investigación Panamá Papers. Estas entidadesoffshore se estarían utilizando para gotear el dinero de sus negocios.

Una de esas operatorias -pero no sería la única- es el traspaso de acciones de la sociedad Frolem -constituida en las Islas Seychelles por Mossack Fonseca- a la fundación Sunblaze, cuyos beneficiarios no serían otros que Levy y su esposa.

Otra maniobra de lavado de dinero en la que estaría involucrado el empresario amigo de De Vido se habría hecho a través de un banco de capitales brasileños con sede en Panamá que también está siendo investigado por su presunta participación en el escándalo de sobornos de Petrobras.

La investigación de PDVSA sobre los negocios millonarios de Levy -monotributista categoría E, suspendido en el registro de importadores- está muy encaminada y -según pudo saber Infobae– sospechan que el desfalco es de una gran escala.