Urbana RG 98.5 en vivo desde Tierra del Fuego

Obama da un Paso Más en el Deshielo y a Fin de Marzo Visitará Cuba

Obama da un Paso Más en el Deshielo y a Fin de Marzo Visitará Cuba

Las relaciones Washington-La Habana

Será el 21 y 22 del mes próximo. Es el primer viaje de un presidente de EE.UU. en 88 años. La Casa Blanca dijo que hablará con Raúl Castro de los derechos humanos en la isla. Pero descartaron que vea a Fidel.

En el último tramo de su mandato, Barack Obama busca cerrar con un gesto histórico una de sus más audaces misiones en política internacional. Ya había advertido hace unos meses que tenía deseos de visitar Cuba, pero no se esperaba que ese viaje sucedería tan pronto: ayer, en medio del vértigo del proceso de normalización de relaciones entre ambos países, el presidente  anunció que viajará a la isla con su familia el 21 y 22 de marzo, la primera visita de un mandatario de EE.UU. en ejercicio en 88 años.

Obama usó su cuenta oficial de Twitter para informar de su viaje a Cuba que, según detalló luego la Casa Blanca, hará junto con su esposa Michelle, para luego desplazarse hacia la Argentina también con sus hijas Malia y Sasha, el 23 y 24 (Ver pág. 14)

Esta “visita histórica” es una “nueva demostración del compromiso del presidente para trazar un nuevo rumbo para las relaciones entre Estados Unidos y Cuba”, dijo el portavoz oficial Josh Earnest, quien resaltó que el viaje será la primera vez que un presidente estadounidense en ejercicio pisa territorio cubano desde que lo hizo Calvin Coolidge en enero de 1928.

El vocero añadió que, además de mantener una reunión bilateral con el presidente cubano, Raúl Castro, Obama buscará celebrar encuentros con “miembros de la sociedad civil, empresarios y ciudadanos cubanos”. Poco después, el asesor adjunto de seguridad nacional, Ben Rhodes, fue contundente: el presidente se reunirá con “disidentes, miembros de la sociedad civil y aquellos que se oponen a la política de los Castro”. Rhodes también despejó dudas sobre otro tema espinoso: Obama no se reunirá con Fidel, el ex mandatario cubano que gobernó la isla por décadas. “No esperaría un encuentro con Fidel Castro. Raúl Castro es el presidente de Cuba y Obama se verá con el presidente Castro”, dijo.

Obama sabe los resquemores que su viaje puede traer a nivel interno, sobre todo en el frente republicano. En plena campaña electoral, el anuncio pone en el centro de la escena un tema que hasta ahora casi no había surgido. Por eso el presidente fue cuidadoso al aclarar en sus tuits que, pese al proceso de normalización de las relaciones bilaterales iniciado en diciembre de 2014, todavía existen “diferencias” con el Gobierno cubano y él prevé abordarlas “directamente” durante su visita a la isla.

Sin embargo, varios precandidatos presidenciales y congresistas del Partido Republicano condenaron ayer en anuncio. El ex gobernador de la Florida, Jeb Bush, aspirante opositor, dijo que era “desastroso” que Obama “legitime al régimen de Castro con una visita antes de que haya libertad para el pueblo cubano”. El senador por Florida Marco Rubio, de origen cubano, señaló que lamentaba el viaje a un país que tiene un régimen “tan opresivo como siempre”. También se pronunció en contra otro hijo de cubanos, el senador y aspirante presidencial Ted Cruz, que dijo que Obama “actuará como un apologista” del régimen castrista y que la visita es un “verdadero error”. El favorito republicano, el magnate Donald Trump, no se había manifestado hasta ayer, pero había dicho en septiembre pasado que “el concepto de abrirse a Cuba está bien”, aunque habló de un “acuerdo más sólido” para el deshielo.

En un gesto audaz, Obama rompió el tabú que pesaba sobre el tema y Cuba y Estados Unidos iniciaron en diciembre de 2014 un proceso de normalización de las relaciones paralizadas por más de 50 años. Esto llevó a la reapertura de embajadas a mediados del año pasado y el levantamiento de restricciones de forma gradual, como el uso de tarjetas de crédito estadounidenses, inversiones y viajes a la isla. De hecho, el martes se anunció la reanudación de los vuelos de aerolineas de Estados Unidos a Cuba. Sin embargo, Castro busca el levantamiento del embargo que pesa sobre el país, un trámite que debe hacer el Congreso y no el poder Ejecutivo. Obama ya ha pedido varias veces a los legisladores que deroguen el bloqueo, que considera “contraproducente” y que no ha contribuido a los intereses del pueblo estadounidense.

PUBLIQUE SUS COMENTARIOS

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

Recibe noticias cada día en tu email, es gratis!

Seguinos en Twitter

Seguinos en Facebook

Contacta con nosotros

Contacta

Email: web@urbanarg.com.ar

Teléfono: 2964-446103 / 2964-446107

Dirección: Aeroposta Argentina 1272. ------ ------ Río Grande, Tierra del Fuego